Dr. Carlos P. Baquedano Villegas
LA SALUD ES EL TESORO MAS PRECIADO QUE TENEMOS EN LA VIDA

LA OFRENDA

Un campesino que vivía solo en el campo con su perro. Un buen día se muere el can y el hombre muy afligido baja al pueblo y se dirige al templo. 

-Reverendo disculpe, se ha muerto mi perro y yo quería pedir un servicio por la pobre criatura puesto que era mi mejor amigo.

-No, lo siento mucho, pero no celebramos servicios religiosos por animales. Vete al pueblo que sigue, ahí hay un Pastor hereje de una de esas extrañas convicciones y seguro que él está de acuerdo en darte lo que pides.

-Pues muchísimas gracias Reverendo. Por cierto, ¿Tiene usted idea de cuanto podría dar de ofrenda por el servicio religioso? Yo había pensado en $1500.00

-Bueno hijo, bueno- contesta el Reverendo,  -¿Por qué no empezaste diciendo que el perro era creyente?
© 2019 Dr. Carlos P. Baquedano Villegas

55642