Dr. Carlos P. Baquedano Villegas
LA SALUD ES EL TESORO MAS PRECIADO QUE TENEMOS EN LA VIDA

EL CIERRE DE LA FALDA

Cuando el autobús se detuvo a recoger a los pasajeros ella se dio cuenta de que su falda era demasiado estrecha para permitirle dar el paso para subir. Algo avergonzada le sonrió al conductor y llevó la mano hacia atrás y bajó un poco la cremallera de la falda pensando que tal vez eso ayudaría... Intentó subir, pero no pudo.

Sintiéndose todavía más avergonzada, bajó la cremallera un poco más y volvió a intentar subir al autobús, pero sin éxito. Casi llorando de la vergüenza bajó del todo la cremallera y de nuevo no pudo subir al autobús.

Entonces un tipo alto que estaba detrás de ella en la fila la levantó por la cintura y la subió al autobús. Furiosa, ella se volvió hacia el buen samaritano y le gritó:

"¿Cómo se atreve a tocarme? ¡Yo a usted no lo conozco!"

El hombre con una amplia sonrisa, dijo suavemente:

"Bueno, señora, yo normalmente no hago esas cosas, pero después de que usted me bajó 3 veces la bragueta, me imaginé que ya éramos amigos".
© 2019 Dr. Carlos P. Baquedano Villegas

58817