Dr. Carlos P. Baquedano Villegas
LA SALUD ES EL TESORO MAS PRECIADO QUE TENEMOS EN LA VIDA
 La Novicia Rebelde

Cierto día, una chica mala y de dudosa reputación decide  abandonar su vida promiscua y díscola por lo que deja el prostíbulo en donde trabajaba e ingresa a un convento con tal de redimirse. Sin embargo, a pesar de toda su buena intención de ser una mujer de bien, no podía dejar de decir malas palabras, insultos e improperios cuando entablaba plática con las demás novicias que ahí habitaban. Esta situación incomodaba mucho a las integrantes del convento por lo que deciden que en cuanto la novicia dijera una mala palabra, todas se levantarían y abandonarían la habitación dejándola sola, buscando con esto corregirla.

Estando todas reunidas en la sala de descanso, veían las noticias de la guerra en la televisión y todas las desgracias que causaba a la gente de ese país involucrado y afectada por los actos bélicos. Cuando termina el programa y apagan el televisor, después de un momento de reflexión, una de las novicias dice:

-Si pudiera, llenaría un camión de juguetes y se los llevaría a todos esos niños que son víctimas de la guerra…

Otra de las novicias comenta:

-Yo en cambio,  juntaría comida y se la llevaría a toda esa gente que está sufriendo los estragos de la guerra…

La novicia rebelde al escuchar esto no se quiere quedar atrás y dice:

-Yo en cambio, llenaría ese camión de pu… puchachas y se les llevaría a los soldados para que desahoguen todo eso que tienen acumulado por estar en la batalla…

Cuando escuchan esto las demás novicias, se levantan al mismo tiempo todas y se dirigen a la puerta para abandonar el cuarto, por lo que de inmediato la novicia rebelde les grita:

-Tranquilitas frutitas, ¡AÚN NO RENTO EL CAMIÓN!
© 2019 Dr. Carlos P. Baquedano Villegas

55626