Dr. Carlos P. Baquedano Villegas
LA SALUD ES EL TESORO MAS PRECIADO QUE TENEMOS EN LA VIDA

CURACION SANTA

 

Cierto día se encuentran en una sala de espera, de un hospital en México: un ruso con el ojo infectado y ciego, un gringo con el tobillo dislocado y un mexicano con el brazo roto.

 

En ese momento DIOS baja para hacer un recorrido por la tierra y se encuentra a estos enfermos quejándose de dolor por lo que decide ayudarlos.

 

Se acerca al ruso, le toca el ojo y de forma inmediata éste recupera la vista; posteriormente se acerca al gringo, le toca el tobillo y queda sano rápidamente; por último se dirige hacia el mexicano y justo cuando lo va a tocar, este retrocede de forma inmediata diciendo:

 

No SEÑOR, muchas gracias, pero a mí, ni tu ni nadie me quita mis 28 días de incapacidad”
© 2019 Dr. Carlos P. Baquedano Villegas

58848