Dr. Carlos P. Baquedano Villegas
LA SALUD ES EL TESORO MAS PRECIADO QUE TENEMOS EN LA VIDA
CONFESIONES

Se encuentra postrado en la cama Don Vejete Vida Larga en sus últimos momentos y junto a él su abnegada esposa. Sintiendo que la existencia se le acaba, Don Vejete estira la mano y le dice a su amada esposa:

-Viejita, antes de morir necesito hacerte una confesión

-No tienes que decirme nada, responde la esposa.

-Necesito decírtelo viejita para poder morir tranquilo. ¿Te acuerdas de la vecina flaquita de buen ver que vendía fruta en frente de nuestra casa?

-Claro que me acuerdo, responde la casi viuda

-Bueno, pues ese cuerpo fue mío.

La viejita, apretando la mano le dice a Don Vejete:

-Bueno, pues ya entrados en confidencias, yo también tengo un secreto que debes saber

El moribundo aprieta la mano de su esposa y le dice:

-¿Qué me quieres confesar?

-¿Te acuerdas cuando apenas teníamos 3 años de casados y vivíamos frente a la estación de bomberos?

-Claro que me acuerdo, exclama Don Vejete, en ese tiempo te dejaba mucho tiempo sola porque trabajaba doble turno

-Bueno, pues te confieso que ese cuerpo fue mío.

-¿A qué cuerpo te refieres viejita? Pregunta el casi difunto

Responde la esposa con una sonrisa socarrona:

-Pues al ¡Cuerpo de Bomberos!

Felicidades a esos héroes verdaderos en su día: 22 de Agosto Día del Bombero
© 2019 Dr. Carlos P. Baquedano Villegas

55758